alltricks

11 julio, 2014

Los Dinos 2014 (7 Ciclistas)



LOS DINOS 2014
(LA FUERZA DEL DESTINO)
BY TOÑO PLEITOS

7 de julio de 2014
Distancia: 70 km.
Desnivel acumulado: 2049 mt
IBPindex: 158


Crónica por Toño “Pleytos”.
Seis ciclistas, Seis (Fernando Milka, Diego Pre, David El Pe, Jero, Chus del Agro y un servidor) de la reputada ganadería Ordanzas se juntaron a las siete y media en la trasera de los Cines 7 infantes, 7 (antiguos Cines Golem y La Colmena).

En este punto, debo hacer constar la siguiente paradoja; para ir hasta Arnedo, que no está aquí al lado precisamente, y realizar una rutita de 70 kilómetros y más de 2.000 mil metros de desnivel acumulado, la quedada es a las 7.30 horas. Y para salir de Logroño, la cuadrilla queda a las siete de la mañana (a lo mejor es por evitar la asfixiante ola de calor que padecemos… sino, no le encuentro explicación).

Antes de seguir, debo consignar también que se presentó a la hora señalada un chico que antes salía con nosotros (no me acuerdo de su nombre), buen mozo, guapete, gran persona y que últimamente se le ve con ropa de los biciclones. Seguro que caéis en quién es, pero es que yo tengo muy mala memoria para los nombres.

El destino quiso que las posiciones quedaran establecidas desde el principio; en un vehículo los Pros; el Biciclón y D. Fernando Milka, en el siguiente los Pres; D. Diego Esponja y El Sr. Mayor y el pelotón de los torpes (Jero, Jesús y yo) desperdigados en otros dos vehículos porque Jero I, El puntual, no trajo su flamante Pathfinder (eso sí, durante el viaje hasta Arnedo, el orden fue inverso, pues de todos es conocido que “los últimos serán los primeros). 

Una vez en Arnedo fuimos a por los dorsales y regalos, montamos la burras (gracias Jesús, por ponerme el dorsal) y nos dirigimos a la línea de salida, donde el Biciclón y Jero se colocaron en primera línea y el resto un poquito más rezagados.

En el comienzo de la prueba, se vieron claras las intenciones de cada uno, todos salieron como un tiro, menos El educador y yo que nos lo tomamos con más calma.

El recorrido fue el mismo de otros años, cambiando únicamente la situación de los avituallamientos primero y tercero (que estaban unos kilómetros más adelante) y las sendas y trialeras del final del recorrido, quizás motivado por las últimas lluvias –parece ser que este último cambio fue del agrado de la concurrencia-.

El Biciclón, nada más salir, notó en su interior una voz dulce que le llamaba y presintió que alguien, con los brazos abiertos, le esperaba en la Meta. Esa inquietud, ese pellizco interior, esa desazón, le obligó a pedalear como un poseso y plantarse de nuevo en Arnedo en un santiamén (para comprobar que, efectivamente, ese alguienestaba allí, esperándole …).

Fernando Milka, dejo bien alto el pabellón Ordanzas, haciendo un tiempazo. El de Covaleda mantiene un estado de forma efervescente; después de su exhibición en Las Bardenas, la semana pasada, nos ha dejado otra muestra de clase extraordinaria. Parece que el paréntesis obligado por la llegada de los gemelos, le ha permitido tomar un nuevo impulso, con más brío, si cabe.

Apartado especial para Diego Pre. Desde que falleció Drazen Petrovic no se conoce un caso con un gen competitivo como el de este chaval. Es sencillamente impresionante. En esta ocasión, hizo la prueba con el Tito David, le maduró y, como sabe mucho de poner cebos, le dijo a la entrada de la senda final; “tira, tú, David … que no te voy a pasar.” Y el viejo zorro, que creía que se las sabía todas, picó (como los siluros que pesca el niño).

El Pe (que previamente había alegado toda clase de “disculpitas” por si su rendimiento no era el esperado; que si una tendinitis, que si una rotura de fibras, que si iba a hacer la corta –en Los Dinos, no hay corta-) en el momento que Dieguito le dejó la puerta abierta al comienzo de la senda, pensó que podía salvar los muebles y no verse superado por el chaval, pero no se dio cuenta que cavó su propia tumba. David no es persona acostumbrada a recibir el aliento de nadie en el cogote (o eso dice él), pero el aliento de Dieguito en una senda de bajada de varios kilómetros es muuuy fuerte. Tan fuerte que el Tito bajó por encima de sus posibilidades, hasta que una piedra y los Avid (unos frenos nunca suficientemente ponderados) hicieron el resto.

David voló. En su vuelo, con mortal incluido, le dio tiempo a acordarse de sus tiempos de La Solera, de esos entrañables maillots de felpa, del extinto Comando San Millán, del Vídeo que hicieron de “Papa, porqué nos caemos tanto” … Al aterrizar, el hechizo se rompió… Junto con el dolor, unas palabras asaltaron su cabeza; FOTO, FOTO, FOTO!!! Se dio cuenta que llevaba a Dieguito detrás y que era muy probable que hiciera uso de la cámara que desenfunda más rápido que John Wayne, por eso pegó un brinco y clavó los pies en el suelo (ni Nadia Comaneci, lo hubiera hecho mejor!!!).

Feliz, comprobó que Diego no había desenfundado (no llevó la cámara para aligerar peso), pero su sonrisa se fue torciendo cuando se dio cuenta de que el jovenzuelo no se quedaba junto a él para ayudarle, sino que después de confirmar que estaba vivo, se alejó dejándolo atrás y culminando su humillación, vencido por un imberbe de 20 años.

Por nuestra parte, Jero, Jesús y yo hicimos el recorrido prácticamente juntos. Salió fuerte Jero con el Biciclón, pero antes de culminar la primera gran subida, Jesús ya le había echado el guante y yo, iba a enlazar con ellos, cuando empezó la primera bajada y, como podéis imaginar, se me fueron. No obstante, rodábamos en un pañuelo y nos fuimos reagrupando en los avituallamientos. Comenzamos juntos la senda final y de repente me encuentro con Jesús parado; te pasa algó? Le digo. Nada, nada que se me ha aflojado el portabidones y lo voy a apretar, me dice. Qué cosa más rara … estamos a pocos kilómetros de la meta, porque no lo aprieta al llegar? No será que todavía no controla a la Wilier, y le ha dado algún sustito??

Por último, podéis comprobar los meritorios puestos alcanzados en sus respectivas categorías por los ORs y algún infiltrado.

CICLISTA
PUESTO
EN SU CAT.
TIEMPO
VEL. MED.
MARIO HORTAL SEIJAS (ROMEO)
11
4
3.21.12
21.17
FERNANDO CALONGE PINEDA (MILKA)
30
18
3.33.58
19.91
DIEGO MONASTERIO GARCIA (ESPONJA)
70
1
3.51.16
18.42
DAVID ABIZANDA MARTÍN (DISCULPITAS)
80
2
3.53.54
18.21
JERONIMO VERA VERA (DE INCOGNITO)
171
55
4.18.02
16,51
ANTONIO ANDRÉS TREVIÑO (PLEITOS)
172
24
4.18.44
16.46
JESUS DEL CAMPO MORENO (EDUCADOR)
182
89
4.20.09
16.38

1 comentario:

vitinbtt dijo...

Grandísima crónica como de costumbre Toño.
El señor mayor también dijo que iba a hacer fotos de la ruta pero yo sabía que no lo cumpliría.
Enhorabuena a todos por esos tiempazos ¡¡Envidia, no sana, cochina!!