alltricks

01 enero, 2014

Soledad el día de Navidad





      La soledad de la Navidad 
Día de Navidad, hoy es el día donde hay que llevar gorrito de Papá Noel y desgraciadamente se me olvidó comprar uno, ¡Seré el único que no lo llevará cuando aparezca a las 9h en la gasolinera! Error, porque cuando llego no hay nadie, bueno ya irán apareciendo …Ya son las 9,10 y más solo que la una ¿Qué hago? ¿Me voy para casa o ya vestido me doy una vuelta? Aunque me cueste una crónica decido ir hacía…difícil elección, mentira gorda y podrida ¿Dónde voy a ir? ¡Joder a Clavijo!. Decido hacer dos Clavijos, uno por la Unión y el otro por la parte de Albelda, decir que no manché nada de nada la bici, ni de barro ni de agua, ya os podéis imaginar el porqué (rico asfalto). Decir que los último años siempre había alguno en la salida y eso que a las 8,15h cuando miré por la ventana no llovía y encima estaba despejado, como cambian las costumbres, será cosa de la edad… Pongo plato y voy volando hacía Alberite, allí contesto algún wasá de un caquita que en el día de hoy se ha rajado. Cambio plato mediano y dirección la Unión, como no quiero que se os haga larga la subida a Clavijo os dejo una historia…
 


 

   El pedo:   Se denomina flatulencia, gas estomacal y vulgarmente pedo a la mezcla de gases que se expulsan por el ano con un sonido y/u olor característicos. Esta mezcla proviene de gases ingeridos y otros gases producidos, a partir de los alimentos, por bacterias y levaduras simbióticas que viven en el tracto gastrointestinal de los mamíferos, y por partículas aerosolizadas de sus excrementos.
El intenso mal olor proviene de trazas de otros constituyentes producidos por la ruptura de proteínas:
Los flatos también contienen partículas aerosolizadas de excrementos, aunque en cantidades minúsculas.
La flatulencia está compuesta principalmente por nitrógeno, y no por metano, como comúnmente se cree.
La mayor parte del metano lo producen bacterias que se encuentran en el interior del intestino. El metano y el hidrógeno son inflamables, por lo que algunas flatulencias son susceptibles de encenderse con fuego. A pesar de esto,algunas pruebas sugieren que dos de cada tres personas no expulsan metano en sus flatulencias.
Todas las personas producen y liberan gases en una media de catorce flatos al día. Puede suceder por accidente, por ejemplo, al toser, estornudar o incluso durante un orgasmo. Sin embargo, algunas personas pueden hacerlo voluntad. La flatulencia es completamente normal y un signo de buena salud, pero debido a su olor mucha gente siente demasiada vergüenza como para eliminar gases frente a extraños y tratará de mantenerlo hasta estar solo. De esta manera la flatulencia se convierte en un tabú en muchas ocasiones. No obstante para otros la flatulencia es algo gracioso, por lo que a menudo es una fuente de humor. Abunda en chistes, obras de arte, libros y películas.
Todos los animales expulsan flatos, incluyendo a muchos invertebrados, pájaros, gusanos, hormigas, peces y reptiles. Debido a su diferente dieta, el flato de carnívoros, tales como perros y gatos, por lo general es más oloroso que el de los herbívoros, tales como las vacas.
      Ya estoy en Clavijo, bajo rápido y me planto en un suspiro en Albelta, hago una foto al cartel porque sabía que alguno iba a dudar si en realidad había salido ¿Verdad Fran?  Voy por  el llamado camino de Clavijo (que está asfaltado) vaya rampitas que tiene el condenado, como tampoco os quiero cansar demasiado en esta subida os dejo otra historia...

Mierda

Mierda (del latín merda)1 es una expresión generalmente malsonante y polisémica, y usada principalmente en el lenguaje coloquial. En sentido estricto es el resultado del proceso digestivo, y se refiere a los deshechos fecales de un organismo vivo, normalmente expulsados del cuerpo por el ano.
En términos más vulgares o connotativos, «mierda» es un insulto a alguien o algo, y en algunas ocasiones, una expresión para demostrar descontento o decepción.
Como interjección expresa enfado o contrariedad. Algunos acostumbran a sustituir la palabra por un eufemismo, que es la interjección miércoles. Como sustantivo puede significar ‘malo’ («este disco es una mierda») o ‘nada’ («me importa una mierda»), puede describir a una persona en situación comprometida o embarazosa («está de mierda hasta el cuello»), o con un sentido despectivo para referirse a cosas o ideas («deja de decir esas mierdas») o como un descalificativo («con ese mierda no tengo ni para empezar»). También puede mostrar desprecio ante alguien o expresar deseo de tener a esa persona lejos con la expresión «mandar a la mierda». También se utiliza cuando otro está cometiendo un acto no aprobado por uno («¿Qué mierda haces?»). «Comer mierda» describe una situación difícil, donde la persona debe pasar por muchos obstáculos o es una persona a la que se le ha asignado una tarea o responsabilidad de forma poco ecuánime; de ahí la utilización de la frase: «Me tocó a mí comerme la mierda». En algunos países, «come mierda» es una persona despreciable, arrogante, con aire de superioridad, que goza de hacer sufrir a otros, o que es egoísta («Estos políticos son unos come mierda»). Se dice que una persona que «habla mierda» es aquella que miente, habla mal de otras personas o dice cosas superfluas; o también puede significar que está teniendo una conversación sin ningún tipo de fin («¿Qué estás haciendo? Acá, hablando mierda»). Que algo «huela a mierda» indica que una situación es sospechosa, turbia o poco clara. También se puede decir en una situación de reproche «me cago en mis mierdas».

¡Mierda, mierda!

En muchos países, los actores, músicos y artistas del espectáculo se desean suerte antes de subir al escenario diciendo: «¡mucha mierda!» o «¡mierda, mierda!».2 Probablemente provenga de la costumbre en Francia de pronunciar "merde" como señal de éxito.[cita requerida] Esto forma parte de una superstición que considera que desear buena suerte generaría justo lo contrario, mala suerte. El origen de esa costumbre no está claro. Hay quienes explican que esto se debe a que antiguamente, en París, sólo podían permitirse ir al teatro las personas de la clase pudiente, que acudían al mismo en coche de caballo. Entonces, si en la puerta del teatro había gran cantidad de "mierda", significaba que el teatro estaría lleno, o lo que puede suponer mucho éxito[cita requerida]. Otros afirman que el origen de decir «mierda» o «mucha mierda» es que, en la Edad Media, los artistas iban con sus carromatos por los pueblos. Cuando llegaban a uno, si había mucho estiércol a la entrada, calculando la extensión del mismo, eso quería decir que en aquel momento había un mercado, feria u otro acto y por eso entraban, hacían su espectáculo y se iban. Cuando se encontraban con otros artistas, se deseaban mucha mierda].

Tengo que decir que subiendo encontré al único ser vivo que ví en las dos subidas ¡Un gamo! que casi me tira, no tenía monte el mamón que se cruza justo delante de mí. Me pongo el chubasquero y para Logroño, en la bajada sí que ví bikers y carreteros que subían a Clavijo.
    El año que viene ya me pensaré salir el día del cumpleaños de Mario, esto es todo, felicitaros las Navidades y que sigamos disfrutando de la bicicleta con mucha salud.
                                                         El Pe

8 comentarios:

SUPER MARIO dijo...

Esto.......

Guauu

Con todo el respeto del mundo.

!!Vaya mierda de cronica!!

((Feliz año nuevo))

Supermario

Anónimo dijo...

Eso era lo que pretendía. Gracias

tatepin dijo...

Los únicos gamos que existen en La Rioja, están en la Grajera. Será un ciervo o un corzo.

Anónimo dijo...

Seguramente ese se habrá escapado de la Grajera...

TOÑO Pleitos dijo...

Flato; es lo que me ha producido leer este brillante relato y cuando ya casi lo había conseguido, casi sin aliento ... se me cayó un pedo cuando andaba por La Grajera. Al oirlo y olerlo un gamo salió escopeteado y casi te tira en Albelda.

Por último, en cuanto a lo de la mierda,te sigo repitiendo David que "caquitas" es lo tienes porque en El Soplao te va a caer la del pulpo.

En fin, espero que la próxima crónica del gran Javi Bartolo nos quite este regusto amargo...

Pepón dijo...

La crónica tan triste como las rutas que te cascas. Digna de un miembro del comando San Millán.
En esta situación, el gran "cacahué" seguro que tendría algo que decirte. VEROS A......

Anónimo dijo...

Seguro que decía: "VEROS A... NALDA A VER GAMOS"

Miguel_Bike dijo...

La soledad, jamas contada.

y encima te toca la cronica.

Ja Ja Ja.