27 marzo, 2013

Dehesa de Sotes-Senda de Sotes (11 Ciclistas)


LA  PRI….MERA    DE    PRI…..MAVERA

24 de marzo de 2013
Distancia: 56km
Desnivel acumulado: 942mt
IBPindex: 79
Track y Google

Crónica por Ricardo
Aquí estoy de nuevo, al teclado, me ha tocado y ya se sabe que no vale quejarse ni poner disculpitas, de hecho casi me la he vuelto a apuntar voluntario.
 Como dice el titulo la primavera ha llegado y a fe que lo ha hecho con ganas, pues el día ha estado inmejorable. Durante el relato de la crónica veremos algunas señales inequívocas de que así es.
 A las 8 en las Gaunas como casi todos los domingos, la gente va llegando y después de los pertinentes saludos nos ponemos en marcha. Se pueden empezar a ver los piratas y los culotes cortos en los más valientes, y también las piernas todavía sin depilar.
 Hoy hemos estado:
  Vitin, Pepón, David, Santi, Javi Bartolo, Mario, Kike o Quique, Tate, Marcelo1/2, Toño y Ricardo.
  Nos encaminamos hacia La Grajera y ya en la primera subida alguno empieza a sufrir el ritmo delantero, de aquí en un pis-pas estamos en Navarrete y, como no, tenemos que entrar por el túnel del hotel, sino parece que nos falta algo.
Pasando el cementerio entramos en un camino, que creo haberlo transitado de bajada pero no de subida, este nos dejara prácticamente en Hornos de Moncalvillo; el ritmo no decrece, mas al contrario, parece que alguno tiene prisa o esta probando sus nuevos desarrollos y algunos pagan las consecuencias. Paramos en la fuente a esperar y ya de paso comemos algo. Aquí nos abandona Marcelo pues tiene “compromisos” familiares.
Nos encaminamos hacia la dehesa de Sotes. El camino esta destrozado: barro, agua, grandes rodadas, pues han estado sacando leña, lo que hace que se complique un poco la marcha. Una vez en la pista principal y tras pasar la portilla todo se hace un poco más fácil aunque el agua y el barrillo sigue estando presente. La ascensión se hace un poco dura. Quique,  cuñado de Mario y nuevo por aquí, me acompaña durante buena parte. El hombre no esta acostumbrado a esos caminos, pero los supera sin problemas.
 Durante la ascensión, Dora la exploradora, digo…. Tate, parece que nos quiere enseñar la nevera de Sotes, yo no se si al final fueron a verla pues estaba muuuuy atrás, pero por tiempo seguro que les sobraba.
 Llegados a la caseta del agua, comer algo, hacer un pis, ponernos ropa, algo de mantenimiento y camino hacia Ventosa. Camino, por decir algo ya que hasta la portilla no hay quien ande y nos metemos en lo que mas parecen los manglares, pues solo le faltan los cocodrilos, el agua esta por todos los lados y las plantas, ramas cortadas y tocones casi a ras de suelo nos complican la vida y alguno da con sus huesos por tierra, con las consiguientes risitas, claro.
 Ahora tenemos, mejor dicho, tienen una duda: bajar por una senda o por camino.
Inexplicablemente se elije el camino, que aunque tiene bastante pendiente se baja sin problemas. Aquí, Quique es aconsejado por Mario y supera el descenso sin ningún contratiempo. Parece que está disfrutando del día.
 Ya en Ventosa buscamos agua que alguno necesita y después de algunos errores Javi (ya te digo) con gran pericia descubre agua, en una fuente, claro. Si es que es un fenómeno.
 Salimos del pueblo hacia lo que era una bonita y técnica senda y que los “amigos” del gas y del “frackting” o fracturación hidráulica nos han destrozado. Esta senda va  al otro lado de la autovía y después de pasar una pequeña rotonda se adentra un poco por una viña y sube hasta media ladera para luego tener una bonita bajada. Ahora nos han dejado un camino de unos dos metros, pero lleno de ramas y palos que esperemos que con el tiempo y con nuestras pasadas volvamos a dejarlo en condiciones.
La recorremos sin incidentes que es fácil que se produzcan, por la cantidad de ramas sueltas que hay, y volvemos al Camino de Santiago.
 De aquí a Navarrete como alma que lleva el diablo y antes de entrar en La Grajera de nuevo, llevamos a los compañeros a que vean como hemos dejado parte de una senda a la cual nos habían complicado un poco el paso.

Algunos descerebrados (2) no tenían bastante y se han subido a Clavijo. 

Solo espero que a Quique le queden ganas de volver, eso significaría que lo ha pasado bien.
Por supuesto después huevos con jamón.
Salud, besos y abrazos para toooooooooodos.
 Hasta otra y el sábado si no hay novedad “ LA RUTA DE LA MUERTE”.


 FOTOS AQUI:










6 comentarios:

vitinbtt dijo...

Muy buena crónica Ricardo. No has explicado cuales eran los motivos del Condor para dejarnos en Hornos, yo no me enteré ;-))

Kike dijo...

Muy buen resumen y también espectacular reportaje fotográfico. Tengo que decir que me lo pasé genial con vosotros y disfruté de la ruta. Y por supuesto que tengo ganas de repetir la próxima vez que vaya a Logroño!

TOÑO Pleitos dijo...

Buena crónica Ricardo. No obstante, como buen tocapelotas, te voy a poner dos "peros"; 1º) Hay que hacer más sangre y 2º) Echo en falta una mayor concreción en la descripción de las caíditas y de sus protagonistas porque, para una vez que no soy yo el protagonista, no me gustaría que éstos se quedaran sin su minuto de gloria.

Sin acritud.

Pepón dijo...

Algún sinvergüenza se ha guardado la foto de los melenudos.¿Con que fin?.

Ciclistas Galegos dijo...

Hola.

Muy buena crónica: se ve que por ahí por el centro también disfrutáis a base de bien.

Nosotros hacemos lo propio, o lo intentamos, aunque con crónicas como esta lo cierto es que no podemos sentir más que envidia, jeje.

Un saludo. Os seguimos.

Anónimo dijo...

gracias soy el cronista y soy de los peores del grupo.sí nos seguís vereis que buenos son otros compañeros,pues nos turnamos para hacerlas. gracias por todo
Barrancas .
Salud