alltricks

19 febrero, 2013

Senda Bonita (13 Ciclistas)


17 de febrero de 2013
Distancia: 55km
Desnivel acumulado: 1031mt
IBPindex: 100
Perfil
Imagen Google Earth
Crónica por Julio
Senda Bonita on the rocks
Víctor "mibicimesuena", Santi "vengavamosya", Diego Esponja, David "dondedijedigodigoDiego" Pe, Marcelo "melazudalajramática", Eduardo "noséenquédíavivo" Bozalongo, Toño "hoytecaestú" Pleitos, Javi "mesuboelMayodeuntirón" Bart, Julio "siemprepringo", Fernando "quesejodanynosesperen" Milka, Fernando "alachitacallandovoydelante"Calonge, José Luis "veocomotehostias" Niño y S.S. Pepón I.

Antes de empezar esta crónica, me gustaría realizar un alegato:
 Resulta que este verano me encontré con el Pe y me prometió que, dado mi gran ratio crónica/ruta, vamos que salgo a crónica por cada ruta que hago con los OR, la próxima vez que saliera no haría yo la crónica. Así que en esto llego yo todo confiado al punto de encuentro cuando me salta eso de: "Ya sabes qué te toca, ¿no?". Pues como no sea hinchar las ruedas, no, no lo sé, porque el almuerzo lo iba a pagar el Gran Capitán Araña y yo tenía dispensa Pe-pal para la ruta. "No -continuó el ínclito- ese ofrecimiento era para 2012. Pero estate tranquilo que hasta dentro de dos meses no te toca". Pues resulta que estoy de todo menos tranquilo, amigo David, porque si te has sacado lo de 2012 de la manga, ¿quién me asegura que esos dos meses no son, pongamos, venusianos, que equivalen a 6 días terrestres y la próxima también me la cargo yo? Así que, por el bien de tu reputación, si todavía te queda, espero que des garantías por escrito en este blog de que en 60 días de 24 horas terrestres no me toca otra crónica de éstas.

Bueno, como ya no sé qué hacer para que no me toque, voy a empezar la ruta por el final. O, mejor dicho, un poco antes del final, cuando llegamos a Nalda donde nos estaban esperando Marcelo, a quien la ruta de hoy le parecía floja y buscó una más dura por su cuenta, Jero "Camareroenmisratoslibres", Winnie "gafasdeAmestoy", Fran "relojdeOr" y nuestro gran Javier Capitán Araña "El cohito" para celebrar el taypico cumpleaños de este último. Tras un almuerzo con el que muchos se tienen que conformar con soñarlo, el vino, los licores y el estado fisiológico de los presentes, propenso a asimilar más rápidamente el alcohol, empiezan las conversaciones profundas y la búsqueda de soluciones a este mundo cruel. Como no podía ser de otra forma, somos un grupo sensible con la actualidad mundial y una de las cosas que más nos preocupa era la elección del Santo Pontífice. Tras descartar a una serie de candidatos con un gran perfil para el cargo, como Berlusconi, Pedro Sáenz, Paquirrín o Javier Clemente, Toño Pleitos es iluminado por el Espíritu Santo y propone un candidato que es aceptado unánimemente. Se produce la fumata blanca:

Annuntio vobis gaudium magnum;
Habemus Papam:

Eminentissimum ac reverendissimum Dominum,
Dominum Iosephum Eughenius
Sanctæ Romanæ Ecclesiæ Cardinalem Montaluum,
Qui sibi nomen imposuit Pepón.

Satisfechos con la elección, nos levantamos de nuestros asientos, cogemos las bicis y nos dirigimos a Logroño, con el frío metido en el cuerpo, pues la bajada de temperatura ha sido notoria. Pero antes...
Tras la adjudicación de la crónica a mi persona, la algarabía de los presentes y la lógica alegría por mi parte, exactamente a las 8:02 Santi decide ya hemos esperado bastante y nos vamos.
Eduardo me comenta que por ese camino fue donde se cayó "hace ahora un año". Se ve que el concepto de año no es el mismo para todos porque empieza la discusión de cuándo se cayó, llegando a la conclusión de que fue en junio. Entre esta y otras conversaciones domingueras típicas, llegamos a Alberite y subimos por el barrio de las bodegas. Arriba nos pasan dos chavales en bici de carretera como flechas, tan rápido que a poco no nos damos cuenta de que uno iba con un pantalón de baloncesto blanco, lo que provoca no pocas chanzas por parte de algún que otro pro. Cogemos el camino hacia Clavijo, la cosa se pone dura... y la cuesta va cogiendo desnivel, lo que provoca que el grupo se rompa. Ya que me ha tocado hacer la crónica, decido coger perspectiva del grupo, por lo que me voy descolgando ligeramente. A lo lejos se adivina a tres tíos, que no sé quiénes serán, pero me lo imagino. Un poco más atrás el pelotón y, detrás, la grupeta. En la Unión, Marcelo decide que en Cuatro Caminos nos abandona e irá en solitario buscando nuevas aventuras. Cogemos el camino verde a Clavijo, que supongo que se llamará verde con el color, porque poco tiene que ver con las típicas vías verdes que hay en antiguos trazados de ferrocarriles y allí, en lugar de parar a almorzar como antiguamente, decidimos continuar la marcha en cuanto llegamos los del pelotón de cola antes de que le de un ataque de ansiedad a Santi.
En la subida hacia cuatro caminos, los de la prensa gráfica no dejan de ir de atrás adelante. Curioso que a la mayoría de ellos les suena algo de la bici, "será una especie de pase de prensa" pensaba pero mis adentros. Pero de todos, el que se lleva la palma es Vitín; cuando te adelanta parece que lo hace un grupo de batuka con instrumentos de metal. Menos mal que a esa bici le quedan dos telediarios (el edición noche de hoy y el matinal de mañana). Subiendo, subiendo, volvemos a hacer grupeta, quedándonos el Niño, Eduardo, Fernando y yo. El amigo Fernando me dijo unas cuantas veces, lo de, tú tranquilo, no te lleves mal rato que ya nos esperarán.
Antes de llegar a la senda de Ramón decide abandonarnos Pepón, quien nos suponemos que ya se olía algo y por eso decide marchar. Llegamos a la subida del Mayo que, dicho estaba de paso, estaba bastante chunga de barro y hace que algunos tengamos que descabalgar. En concreto yo dos veces: Una que se me salió la cadena y otra que me salió de los cojones. Uno de los que no se bajó fue Javi Bart, quien nos confesó que es la primera vez que la sube montado. La verdad es que le comprendo, hacer esto y no contarlo es como el que se tira a Pamela Anderson, que se disfruta más viendo la cara que ponen tus amigos cuando lo dices. Una vez arriba, le dan a Santi un ansiolítico y podemos comer algo tranquilamente. Y aquí es donde empieza la verdadera odisea. Según vamos ganando altura, la nieve hace su presencia. Esto que podría haber dejado una bonita estampa, si no fuera por la presencia del barro, cuya mezcla hacía estragos en las mecánicas de nuestras monturas. Demasiado poco para lo que podía haber sido.
En una de las bajadas, Eduardo hace un amago de caída, que se quedó ahí en parte por su pericia como piloto y en parte por la suerte que tuvo. Pero el premio gordo estaba reservado ya antes de la salida. Sufriendo de mala manera llegamos a Luezas y aquí empieza mi via crucis particular. Primera parada: Cruzamos por una nevera en la que se hunden las ruedas. Intento soltar el automático pero el barro lo impide y hostión. "Suerte que has caído en nieve", me dice Termi. Pues sí, esta vez sí, pero más adelante... En la entrada de la senda de las neveras, Eduardo avisa: "Cuidado que hay hielo". "Bah", pienso yo, "no será para tanto, lo esquivo por arriba y listo". Listo no, listillo que soy; piso la roca, que estaba totalmente helada, y doy con mis huesos en el suelo. Segunda parada. Me ayudan Toño y el Niño a levantarme y continuamos. Me duele el culo un poco, la mano bastante y el orgullo, no te cuento. El Niño decide quedarse conmigo mientras los demás continúan para abajo. En una de las eses le comento: "Mira, aquí me caí la otra vez". Pues para no ser menos, tropiezo dos veces en la misma piedra con la suerte de que esta vez no doy con los huesos en el suelo, pero en la salida poco ortodoxa de la bici, le meto una patada al GPS que sale despedido. Tercera parada.
Consigo encontrar el GPS lo pongo y seguimos hacia abajo. Ni que decir tiene que la autoestima y la confianza en mis habilidades estaban bajo mínimos, así que decido tomármelo con calma el resto de bajada. Y así, sin más complicaciones llegamos a Nalda, donde no termina la ruta pero sí la crónica pues el resto está unos cuantos párrafos más atrás.
Muchísimas gracias a todos por compartir esta mañana entre amigos y, sobre todo, al gran Javi por ese pedazo de almuerzo.
Como dijo Blaise Pascal, "Esta crónica ha sido más extensa de lo habitual porque carezco de tiempo para escribirla más breve"
PD: Aunque lo intento, no puedo escribir una crónica más corta que la de Marcelo.
FOTOS AQUÍ:
FOTOS AQUÍ:


9 comentarios:

Vitinbtt dijo...

Plas, plas, plas, muy buena crónica; ahora entiendo porque David te obliga a hacerla cada vez que sales.

Y ten cuidado con Marcelo que no te pilló porque iba regulando.

Vitinbtt dijo...

Y gracias Javi por el gran almuerzo al que fuimos "sometidos", al igual que Jero os habéis portado como unos "campeones", de todas formas esperamos la chuletada en Agoncillo...

mon69 dijo...

Hombre Julio....muy chula ja.ja.....perreando atras,caidas,frio,....pa una vez que sales con estos, hasta la cronica
saludos

Anónimo dijo...

Ahora entiendo, el porqué te toca, le doy la razón a David, merecen la pena tus crónicas y para mas INRI lo habian comentado que iba ha ser buena . No los has desfraudado, todo lo contrario, enhorabuena.
Y gracias (javi).
Fdo."noséenquédiamevivo".
PD.Espero repetir ,sois la hostia.

Anónimo dijo...

Una crónica sublime.
De lo mejor que he leído últimamente.
Fdo.: Juan "Epi"

Anónimo dijo...

Muy buena crónica, pero noto un poco de aversión, hostilidad, despecho, encono, enemistad, odio, ojeriza, rencor, resentimiento y un poco de tirria por mi persona... ¡joder Julio! si a todo el mundo le ha gustado la crónica y están ansiosos por volver a leer otra tuya, quién soy yo para privarles ese placer...te puedo garantizar y garantizo que no vuelves a hacer una crónica hasta Abril de este año ¿Contento?
Lo que no ha quedado demasiado claro ha sido lo de la elección papal...
Toño no tengas envidia porqué se cayó Julio un par de veces, que ya te caerás tú dentro de poco, ten paciencia

El Pe

TOÑO Pleitos dijo...

Muy buena Julito!! Aunque parece que pasaste tu particular via crucis durante la ruta. Via crucis que va a comenzar el nuevo Pontífice Pepón Palito (o como también se dice Pepón I), El Conciliador.

En sus primeras declaraciones el Sumo Pontífice, haciendo gala de su talante, ha dicho; Que os concilieis, Hostia!! U os concilio yo!!

Gracias Capitán por el pedazo almuerzo y a los demás por la compañia.


Julio Negueruela Ruiz dijo...

Estimado, bienamado y nunca sufientemente ponderado señor Pe:
Veo que posee usted un buen diccionario de sinónimos. Que sepa, que no guardo ningún rencor hacia su persona, simplemente procuro, como se suele decir, guardarme las espaldas.
Por otra parte, me extraña que no le resulte familiar la fórmula de elección papal, teniendo encuenta que, por su edad, habrá conocido la proclamación de 7 u 8 sumos pontífices.

Toño, me gusta el sobrenombre de Su Santidad Pepón. Además, como buen jefe de la Iglesia, lo de repartir hostias le es algo innato, aunque sean dialécticas.

Un cordial saludo.

Julio Negueruela Ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.