alltricks

06 octubre, 2011

Izki 2011 (19 Ciclistas)

Izki-2011 “Integral Sierra Cantabria”

2 de octubre de 2011

19 ciclistas: Víctor “Boss”, Ricardo “Barrancas”, Ismael “Cuquito-Pantani”, David “Pe”, Toño “Pleitos”, Héctor , Tate “Tatepin”, Santi “Alonso”, Luis “Multacar”, Jesús “Tragaldabas”, Ramón “Mon”, Unai, Enrique, Iñaki, José Luis “Niño”, Javi “Yatedigo”, Fran “Fran”, Mariano “Nanín” y Juan “Epi”.

Crónica por Juan “Epi” (Fascículo I)

Km.:52

Desnivel:1460

A principios de la semana pasada algunos agoreros no esperaban esta respuesta +IVA a la invitación de pedalear por la Sierra de Cantabria a través de un recorrido de gran “en verga dura”. A decir verdad, también hubo un momento que yo mismo pensé que íbamos a caber todos en mi coche, pero gracias a la labor de mi lugarsordo (perdón, lugarteniente) Víctor y, por qué no decirlo, a mi extraordinario poder de convocatoria, al final nos juntamos 19 amigos. Pudimos ser 20 porque otro conocido betetero avisó e insistió que también venía pero, finalmente y sin explicación, no se presentó en el lugar de la cita (el aparcamiento del cementerio). Este hombre dal mau ejemplo de formalidad.

Un par de días antes del día D, envié a todos los “inscritos” una circular a modo de recordatorio/instrucciones a tener en cuenta el día de la ruta. (Para aquellos que no lo sepan, informo que para enviar circulares no hacen falta sobres redondos).

El contenido de dicho documento era el siguiente:

“Hola:

En primer lugar, queremos agradeceros vuestra decisión de pasar un soleado domingo pedaleando con nosotros pudiendo quedaros en casa foll.....

¡¡¡Ay tontos, más que tontos!!!

Dicho esto, aprovechamos para recordaros e informaros de varias cosillas:

- Es aconsejable realizar la víspera una pequeña revisión a la bicicleta (presiones de ruedas, engrase de cadena, frenos, etc.).

- La ruta es totalmente ciclable y sin dificultad técnica. No obstante será inevitable que, en algunos tramos, se produzcan diferencias (de tiempo) entre los primeros y los últimos, por ello, nos vamos a tomar la ruta con tranquilidad y sin agobios, esperando lo que haya que esperar. Aun con todo ello, si alguien durante la ruta se siente sin fuerzas, indispuesto, etc., hay muchas posibilidades de abandonar el recorrido y retornar fácilmente a Urturi.

- En algunas zonas han desbrozado y los caminos o pistas se han quedado alfombrados de palitos y ramas que tienden, maliciosamente, a introducirse entre los radios y el cambio, pudiendo, en un momento de mala suerte, amargarte la mañana (doy fe).

- No hay avituallamiento sorpresa. (Ricardo nos tiene mal acostumbrados)

- No hay problemas de abastecimiento de agua. Sin embargo, desde Pipaón hasta Angostina (18 km.) no se puede coger agua (salvo de los charcos). Este tramo es el de mayor desgaste físico.

- Acordaros de llevar toalla para la ducha. Bueno, para la ducha no, para secaros después de ducharos. (David, tu con una toallita de bidé creo que tienes suficiente)

- Aunque ya somos mayorcitos (algunos), no está de más pediros un comportamiento cívico en las duchas/vestuarios a fin de no molestar al resto de usuarios de las instalaciones.

- La comida está reservada para las 14:00 h. Hay otro grupo de 20 personas (creo que todas son chicas senderistas) que tienen reservado para las 14:30 horas, pero como nosotros vamos a llegar antes que ellos/as, no nos tendremos que preocupar por la comida, en todo caso de estar aseados para “porsia”. Podremos elegir entre macarrones boloñesa o alubias pintas, de primero; y bacalao a la riojana o pollo asado con patatas, de segundo. Además hay postre, pan, pan, pan, pan (y la mató), vino, agua, gaseosa, café y chupito (ambas cosas en singular). También hay microondas para calentar potitos.

- Perdón por la “chapa”, y si después de esto todavía tenéis alguna duda se la preguntáis a Víctor.

Un saludo,

La O.R.ganización.

P.D.(I): Adjuntamos el track para que lo carguéis en los GPS (claro, los que tengáis). Luego acordaros de coger el GPS.

P.D. (II): Se está rifando la crónica y hay varios que llevan muuuuuuchos números. Se admiten apuestas. La O.R.ganización no entra en el sO.R.teo.”

Antes de continuar con la crónica os aviso de que en el texto anterior se coló una errata:

Donde Dice: “P.D. (II): Se está rifando ........................ no entra en el sO.R.teo.”

Debe decir: “P.D. (II): Se está rifando la crónica y hay uno que lleva todos los números. Se admiten apuestas. Solo entra en el sO.R.teo la O.R.ganización.”

Y llegó el día esperado. Por los nervios apenas pude conciliar el sueño ni dormir en toda la noche. Además, a las tres de la mañana mi próstata me pedía a gritos que la aliviara; así que me levanté de la cama y mientras orinaba dirigí la mirada hacia mi encogido miembro y le recriminé: ¡¡¡Te das cuenta, yo sí me levanto cuanto tu lo necesitas!!!, le dije.

A la hora establecida (7:00 a.m.) nos reunimos 16 ciclistas en el aparcamiento del Campo Santo, dispuestos a pasar un día divertido. Luego, en Urturi, se nos uniría la sección Navarra de Lodosa (Unai, Enrique e Iñaki).

Hago aquí un breve inciso para agradecer y saludar a bastantes compañeros que excusaron su asistencia.

Pues bien, continúo. Hasta ayer pensaba que el aparcamiento del cementerio era el sitio más apropiado para quedar y no molestar a ningún vecino con nuestras voces, habida cuenta de que los inquilinos del cementerio nunca se van a quejar. Error!! Además de los difuntos, en el cementerio habitan unos frailes (Hermanos Fosores de la Misericordia) que lo custodian. En efecto, me han comentado que no estando habituados a oír voces a esas horas de la madrugada, algunos Fosores, al escuchar nuestro griterío y suponiendo que el mismo provenía del interior de algún panteón, sufrieron una crisis de nervios y algún desarreglo intestinal. Concretamente al Her-mano Pla, que el susto le pilló sentado en la taza del water, se le cortó la diarrea; y, por el contrario (curiosidades de la naturaleza), al Her-mano Lo, que arrastraba un estreñimiento desde hace días, le llegó el apretón de repente y tuvo que pedir urgentemente el sitio al anterior. Varios muertos, testigos de la escena, se vivían de la risa.

Ya en el aparcamiento del Campo de Golf de Urturi, con una temperatura de solo 9 grados, nos preparamos y comenzamos a pedalear con casi puntualidad inglesa.

Iniciamos la ruta y enseguida paramos en el pueblo de Urturi para llenar de agua nuestros bidones y, de paso, para despertar al vecindario. Un poco de carretera y rápidamente nos metimos en faena y en el bosque. Un pequeño despiste hizo que descendiéramos por un camino más de lo debido, lo que supuso que tuviéramos que desandar, en fuerte subida, el error. No obstante, dicho sea de paso, nos vino bien para entrar en calor. Retomado el camino correcto nos dirigimos entre robles y árboles hacia Nafarrete. Esta localidad, de nombre muy parecido a otra que conocemos muy bien, no tiene ni falfarerías ni fiñedos, ni tampoco cuesta de la fulebrilla ni del fulebrón. Salimos de aquí por un bosque de robles y otros árboles de madera, y tras circular paralelos a un campo de golf de prácticas (¡¡¡booooolaaaa!!!) nos presentamos en un boleo en Lagrán. De esta bonita localidad me sorprende las pocas viviendas que tiene para la gran cantidad de “hijos de lagrán” que hay esparcidos por el mundo. No me imagino dónde se meterán cuando, en verano, vengan todos de vacaciones.

En Lagrán iniciamos, a través del GR-38, una agradable ascensión por bosque sombrío. Luis tuvo que solucionar un pinchazo en la rueda delantera. Mientras, el resto esperaba en lo alto de la subida. Al parecer la espera se hizo amena. La siguiente espera ya fue de vodafone y, las demás, de movistarmuchotiempoesperando.

A estas alturas de la etapa, los integrantes de la sección navarra (los de Lodosa) ya habían sufrido varios orgasmos al contemplar extasiados tanto árbol junto.

Un alegre cumbreo entre pinos nos llevó hasta un cortafuegos que descendimos con precaución. Aquí enlazamos con el GR-1 que, en continuo descenso nos llevaría hasta Pipaón. En algunos tramos del anterior descenso pudimos percatarnos de la presencia espaciada, a los lados del camino, de personas armadas con rifles y escopetas. Varios amigos se pensaron que se trataba de integrantes de una batida, pero en realidad los había contratado yo para velar por nuestra seguridad. ¡¡¡Si es que no dejo nada al azar!!!

Bueno, casi nada, porque lo que no me esperaba (Tate sí) es que en Pipaón coincidiéramos con una prueba de btt organizada por esa localidad. Y allí, a la entrada del pueblo, nos juntamos con un montón de ciclistas que bajaban alocados y como una exhalación por una pista que más tarde nosotros deberíamos subir.

Breve parada técnica para reponer fuerzas y rápidamente nos enfilamos hacia la Sierra Cantabria. A Mariano, al ver por dónde teníamos que ir, se le pusieron los ojos como a Fernando Trueba. Más tarde, y después de varias subidas, esa mirada camaleónica se fue generalizando y también se instaló en los rostros de otros compañeros.

Iniciamos nuestra aproximación a la Sierra por una pista de parcelaria bastante concurrida de senderistas y enseguida nos metimos entre el hayedo.

Durante unos 15 km. estuvimos pedaleando por esta sombría zona, en un terreno algo rompe-piernas, hasta que aparecimos en la carretera del puerto de Bernedo, no sin antes solventar algún que otro problema mecánico. Debo comentaros que, a raíz de uno de estos problemas mecánicos, se ha abierto una colecta para comprarle a David una cadena para su bici, que ya lleva 15 eslabones rápidos y no admite más. Quien quiera contribuir con su aportación económica que sepáis que Winnie es el Tesorero. Pues bien, cruzamos el asfalto e iniciamos un rápido descenso por la senda Epintani (bautizada así provisionalmente porque Epi y Pantani se disputan su paternidad) que termina en un precioso merendero cerca de Angostina. A este merendero es recomendable venir en angosto, porque ahora en onctubre, y sobre todo en nonviembre y en dinciembre, hace más frío. Un estrecho sendero paralelo al río Ega, que para estas alturas del año ega mucha agua, nos acerca a la indicada población de Angostina. Desconozco si su nombre se debe a que antiguamente solo se podía acceder a ella a través de angostos senderos, pero de lo que no tengo ninguna duda es que de esta localidad no es Angostina de Aragón.

Llenamos de agua los bidones y salimos dirección a Quintana para afrontar, antes de llegar, la última dificultad montañosa del día. Corta subida que a unos se les atragantó y a otros también.

De Quintana cabe destacar sus nobles habitantes. Se dice de ellos que ya puedes dejar allí las puertas de casa abiertas de par en par o la bici en la calle, por poner unos ejemplos, que no te “quintan na”.

Cruzamos esta segura población y rápidamente nos introducimos en un sendero entre un bosque de árboles y matojos, ya conocido por muchos de nosotros, que hace que en un plis-plas nos presentemos en Urturi.

Tras cargar las bicis en los vehículos nos dirigimos a las duchas. Resulta indescriptible lo que allí aconteció. David puso en funcionamiento el detector de homosexuales que tiene instalado en su móvil y casi lo quema. Por otra parte, yo que pensaba que lo más feo que había visto nunca era a Özil con una cinta en el pelo, estaba equivocado. Mi opinión ha cambiado radicalmente después de ver allí desnudo a algún amigo.

Después del aseo corporal dimos cumplida cuenta de algunas cervezas y de la comida que nos sirvieron en el restaurante del Campo de Golf. Una divertida sobremesa, en la que desgranamos algunos temas como, por ejemplo, la “valentía” de nuestro supercarniceroman, o la biodiversidad de la ruta, sirvió para dar por finalizada la jornada festivo-betetera.

Sin embargo, y ya en Logroño, varios demoraron su regreso a casa: unos pechos desafiantes de la gravedad y una peca caprichosamente alojada entre ellos tuvieron la culpa.....

(......Continuará)

FOTOS AQUÍ

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya crónica cachonda Juan Luis, me he partido de la risa... sigue así, juas, juas... saludos

Anónimo dijo...

Una cronica como las que ya no se hacen, ni ver las fotos hace falta. Enhorabuena.

Verónica dijo...

Buena crónica Juan, como siempre..., a ver si coincidimos este aNo en el camino de Santiago... ¿como es que le tienes que recriminar al pequeño Juan? tu ya sabes que con migo siempre se ha levantado cuando se lo has pedido.
Saludos desde León, un día tengo que ir a hacer alguna ruta con vosotros, bssss

mon69 dijo...

Gracias Juan por esta ruta y su estupenda cronica...dificil de superar,lo dicho otro año que nos hiciste disfrutar a pesar de "tus perdidas".....yo el año que viene no llevo el trak eh! total nos perdemos igual..je,je..
saludos
mon

Anónimo dijo...

Buena maxi-crónica, la verdad es que me lo pasé muy bien y disfruté mucho tanto en las subidas como en las bajadas, el grupo sensacional y la comida estupenda. Ramón dice que nos hiciste disfrutar a pesar de "tus perdidas" ¿Te pasa lo mismo que a Fernando "el mudo"?


El Pe

vitinbtt dijo...

Juan, no puedo decir otra cosa que ¡OLE!. Esa Verónica me suena a una
"Eva Cilón" que escribió en otra crónica, precisamente tuya jejeje.

Epi dijo...

Gracias por vuestros alagos. Como parece que os ha gustado, la siguiente crónica y´alago yo también. ¡¡¡Y UNA MIERDA!!!
Por otra parte, me parece que esta Verónica es obra de algún maricón con cara de conejo. Por las faltas de ortografía sospecho quién se esconde detrás del Velo(nica).
Besitos en las piestrañas.
Fdo.: Juan

ángel dijo...

Autor de la crónica: no sé quién eres, pero no me resisto a felicitarte porque me he descojonao leyéndola. Eres un "crack", tío. Más descriptivo no se puede ser. Ha llegado a mi conocimiento por mediación del carnicero ese descerebrao que va por ahí reduciendo delincuentes cuando el verdaderamente peligroso es él mismo. Enhorabuena de nuevo y reincide en tus avispados comentarios.
RIOJIS

Ismael dijo...

Gran crónica, GRAN RUTA, pero sobre todo GRAN DIA que pasamos, gracias por todo Juan.

PD. pásame el track que lleva a esos pechos desafiando la gravedad, es que algunos nos perdemos lo mejor... hay que joderse...

Anónimo dijo...

Ismael, tú estabas ahí ¡Capullo! y lo viste como todos

Uno que también estaba

Anónimo dijo...

Joder Isma, estabas ciego ¿o que?.
En cuanto a la cronica y la ruta ¿ que decir?
Simplemente "ESPECTACULAR" al igual que todo el
día que pasamos.
Saludos,
Barrancas

Anónimo dijo...

¿quien es Verónica que te encuentras por el Camino?
Ya hablaremos y ¿que tiene que decir ella del "pequeño" Juan?
Muchos más besos.
Susi

Epi dijo...

Si lo de la Vero, lo de la Susi, lo de la Eva..... hubiera sido verdad, ¿cómo estaría "mi pequeño Juan"?
Pues como cuando le preguntaron a un chino que se había acostado con mujeres de todos los países europeos: ¿Qué tal la alemana?, ¿qué tal la francesa?, ¿qué tal la española?, ¿qué tal la italiana?,....., ¿y qué tal la belga?: La "belga" destlozada de tanto follal. (respondió el chino)
Lo que he debido tener con esas chicas no se si ha sido ficción o fricción.
P.D.: Isma, en e-mail te envío el track que me solicitas ¡¡¡"Ande" cojones estabas mirando, porque hasta a Toño Pleitos, que parece persona seria, se le iban los ojos!!!

Mandie dijo...

Hi, I came across your site and wasn’t able to get an email address to contact you. Would you please consider adding a link to my website on your page. Please email me back and we'll talk about it.

Thanks!

Mandie Hayes
mandie.hayes10@gmail.com

Anónimo dijo...

Mandie you have a mail.