alltricks

11 agosto, 2011

Saida-Cerrollera (7 Ciclistas)

PEÑA SAIDA Y CERROLLERA.

07 de Agosto de 2011

Distancia: 67km

Desnivel acumulado: 1280mt.

IBPindex: 126

Perfil

Imagen Google Earth

Track y Google

Crónica por Paco “Glob”

Jesús “Chifla”, Jesús “Educador”, Miguel Ángel, David, Ramón, Fernando “El Mudo”, y yo mismo: Paco.

Son las 7 de la mañana, cuando suena el despertador y me dispongo a salir mi primer domingo completo con los OR. Ya entonces suponía que tenía más boletos que en Navidad para hacer la crónica, pero qué coño, a pedalear y a disfrutar de la mañana dominguera. Después de un buen desayuno me dirijo a Las Gaunas. Hemos quedado como siempre a las 8 de la mañana, y cuando llego ya están Miguel Ángel y Jesús. Al poco rato aparece el resto (7 ciclistas) y salimos hacía Viguera. Comenzamos muy tranquilos y en menos de cinco minutos comienza el primer tema importante del día: ¿Quién hace la crónica?. Vaya pregunta chorra pensé yo, pero me mantengo calladito, en absoluto silencio, exactamente igual que en vuestra época de alumnos cuando el profe lanzaba la preguntita de turno a toda la clase.

Comienzan con la discusión: que si la haces tú., que si yo hice la última..., que si la suele hacer Pepón y hoy no está… bla, bla, bla… hasta que por fin alguno de los seis lobos señala al cordero y queda el tema mas que adjudicado por absoluta unanimidad. Eso sí, muy políticamente correctos ellos me dan una gran oportunidad, y algún iluminado propone ¡que haga la crónica el último en subir a Viguera!, no te jode y por que no la hace el primero.

En fin, bromas aparte continuamos nuestro camino, debo decir que los 7 perfectamente uniformados, y a un ritmo sorprendentemente tranquilo, no sé si reseservando fuerzas para el subidón que nos quedaba por delante, o para conseguir el premio a la “Montaña Viguereña”.

Comenzamos la subidilla a Viguera y uno tras otro me van pasando, y pienso: le quito a alguno el chubasquero y lo tiro al río, patada y a la cuneta, igual es demasiado para el primer día así que decido que es preferible llegar el último y escribir unas líneas. No os voy a contar quien llegó primero por que no tengo ni idea, los perdí completamente de vista.

Paramos en Viguera lo justo para beber algo de agua y llenar el bidón. En este punto Chifla nos abandona y se vuelve para casa. El resto nos dirigimos hacía la primera subida importante del día: la famosa cantera de Viguera.

En el tramo asfaltado antes de llegar a la subida, debo decir que David nos dio una interesante charla científico-técnica sobre el ganado equino, costumbres, características, y sobre todo sexualidad. En resumen y por lo que yo entendí, algo parecido a esto: (por favor no se lo enseñéis a vuestras mujeres que vamos a quedar muy mal).

http://www.youtube.com/watch?v=RQU2YSno2d4&feature=related

Iniciamos la subida, cada uno a su ritmo y como puede, la pendiente es dura, el terreno bastante roto, lleno de rodadas y llegamos a esa zona final que se nos atragantó a más de uno. Tomamos un pequeño respiro y seguimos subiendo. Supongo que la mayoría sino todos conocéis esta subida. El desnivel bastante importante aunque el terreno es más que aceptable y la rueda trasera tracciona bien. Así que vamos subiendo hasta reagruparnos en un primer cruce (ese en el cual puedes dirigirte a hacer la mitad de senda bonita o hacía las peñas de Viguera).

Hasta aquí lo que yo conocía de la ruta. Seguimos con la subida hacía Peña Saida, en silencio concentrados en pedalear hasta que llegamos al tramo previo a esa famosa “cuestecilla” de cemento. Aquí nos da por hablar a todos un rato, algo así como:

Arggg…. Buffff….. Mmmm…. Esta vez y aunque pueda parecerlo sin contenido sexual, lo que traducido a nuestro idioma es algo así como: me cago en la puta que subidón, coño con la puñetera cuesta, y cualquier otra lindeza del estilo.

Continuamos subiendo (esto no acaba nunca), y se nota una disminución importante de la temperatura además de bastante humedad de la lluvia del día anterior y de la escarcha que todavía queda en el paisaje. Nos desviamos ya bastante arriba a la izquierda para entrar en una zona de bosque, con su pinar y todo eso. El terreno sigue siendo duro, y en algunos tramos bastante roto, con muchas piedras y raíces. Aún así merece la pena disfrutar de este bello entorno.

Y como los conejillos de duracell, sigue y sigue hasta llegar a Peña Saida. Dejamos las bicis abajo y subimos andando hasta el punto Geodésico. Como la pregunta de la altitud fue general entre los que estábamos allí, deciros que marca 1368 metros (no estamos absolutamente seguros de si es la altitud o el año de fabricación del buzón que allí se encuentra). Avituallamiento general en este punto y vuelta al pedaleo.

Aquí comienzan las dudas y no nos ponemos de acuerdo sobre como volver, así que nos dirigimos cumbreando toda esa zona, hacía las antenas de Cerrollera. Vamos contemplando el paisaje, pasamos por la parte de arriba del “Chorrón de Viguera”, e incluso jugamos al corre que te pillo con un encantador mastín que había por allí (menos mal que esta vez el último no era yo).

Por fin llegamos a la subida a Cerrollera. Tampoco la conocía pero os aseguro que no se me va a olvidar tan fácil. Cuestón de aupa, y con piedra suelta, otra vez a sufrir. Finalmente coronamos, vuelta a hacer fotitos y David que aprovecha para entablar conversación con los caballos que estaban plácidamente paciendo y hacerles unas fotos (que afición con los caballos la de este hombre).

Comenzamos a bajar por una pista hacía Viguera. Me avisan y me avisan y me vuelven avisar (creo que estaba Fernando por ahí), bajad con cuidado que esta peligroso, mucha piedra suelta, mucha inclinación etc, etc…

En un descuido supongo, la rueda delantera se fue por donde quiso y realice un pequeño vuelo sin motor aterrizando sobre las piedras. A partir de aquí tuve que bajar desmontado las partes de pendiente importante por que apenas podía apoyar la mano izquierda sobre el manillar. Conseguí bajar muy, muy despacito y a duras penas por la pista hasta Viguera en compañía de Jesús. Una vez en Viguera le dijimos al resto del grupo que bajara por delante que yo iba a llamar al coche de apoyo para que viniera a recogerme.

Y así terminé la ruta en Viguera, jodido pero contento y con ganas de volver el domingo que viene. Esta vez espero completarla de verdad y si es posible llegar a almorzar donde el famoso Gerardo (podemos jugarnos la crónica allí, a lo Bud Spencer).

Un saludo a todos y hasta la próxima.



6 comentarios:

vitinbtt dijo...

Bien, Paco, ya te has estrenado y por cierto muy bien. Ya se que no te pasó nada en ese pequeño percance, lo que querias es que te fuesen a buscar jejeje.

Miguel_Bike dijo...

Muy bien Paco, buena crónica, ya has roto el hielo.

Saludos

Anónimo dijo...

Buena crónica, como sean todas así, no nos vamos a aburrir...suerte con el jamón de tu dedo gordo. En la foto 11 ¿Estás durmiendo o fué un pedo mío que se me escapó y te tumbó?


El Pe

Anónimo dijo...

Tu pedo conseguí esquivarlo gracias a mi habilidad innata, lo que ocurre es que por si acaso lanzabas otro, hice aquello que decian en la mili del cuerpo tierra.

Anónimo dijo...

muy buena,otro candidato para
que siga haciendo crónicas,ja,ja,ja.
Saludos,
Barrancas.

mon69 dijo...

qtal Paco esa manita?? joder y no querias....todo un experto en hacer cronicas.
saludos y a mejorarte
mon