alltricks

11 mayo, 2011

Aldera-Saida-Sendas de los corrales y la cruz (8 Ciclistas)


Clavijo – Sendas Peña Saida – San Marcos.-

08 de Mayo de 2011

Distancia: 60km

Desnivel acumulado: 1428mt

Perfil

IBPindex: 127

Imagen Google Earth

Track y Google

Crónica por Miguel Angel "TRANKAS"

Hoy en la gasolinera estamos: Mario, David, Javi Bartolomé, Víctor, Jorge, Jesús del Campo, Paco y un Servidor, Miguel Ángel.

En la gasolinera descartamos ir a Morera, ya que después de las lluvias torrenciales caídas recientemente, pensamos que ese terreno estará lo bastante embarrado para encabronarnos, así que como Víctor siempre tiene tracks de sobra para ir de aventura, nos vamos a buscar unas sendas que bajan de Peña Saida hasta los corrales de Valdetorre que empalma con la que baja hasta la ermita de San Marcos.

Iremos a La Unión, por el camino verde hasta Clavijo, ahí hacemos acopio de agua, ya que es una ruta escasa de agua, (aunque siempre se puede bajar a Luezas).

De Clavijo, nos dirigimos por el Camino que está señalado que va a dolmen del Collado del Mayo, haciendo una paradita en La Hoya, y después parando en el cortafuegos que va a Nalda, aquí se nos dan de baja, Jorge, Jesús del Campo y Paco, bien sea porque tienen que llegar pronto a casa o porque la ruta planeada les da cagalitis, el caso que solo son las 10:10 de la mañana, y parece un poco pronto para coger dirección a casa.

Javi Bartolomé, decide continuar, (cosa de la que no se arrepiente en absoluto) y eso que no tiene su día, el hombre anda un poco congestionado y en la subida marcha algo rezagado, pero como nunca hay entre nosotros grandes distancias es como si fuéramos todos juntos.

La niebla hace rato que la hemos dejado atrás, o mejor dicho abajo, por lo que el día está limpio y claro, con una temperatura muy agradable.

Subida tras subida, yo solo pienso en que alguna vez empezará el descenso, pero cada vez subimos más, y el camino está en peores condiciones, más empinados y con más piedras.

Subimos Peña Aldera, toca bajar y saludar al dolmen del Collado del Mayo, no paramos, ya que nos espera otra subida a El Viso, y ya alucinamos con la foto de grupo, ya que detrás de nosotros no hay nada, pero nada de nada, es una pared vertical de a saber cuántos metros.

Nos dirigimos hacia el paso del Mudo, llamado así en honor al compañero que un día nos hizo acortar el camino (y no miento), este paso está lleno de piedras y en el que dejamos al pueblo de Luezas abajo a la izquierda según vamos.

Nos toca bajar, joé, y ahora subir, pero que subida, tanto que echamos pie todos, quizá con menos barro…

Otra subida y bajada, no sé cuántas llevamos ya, llegamos al punto de inflexión que dejamos hace dos Domingos, ósea, en Peña Saida buscando una senda, que con buen criterio ese día no cogimos por la niebla que no nos dejaba ver un carajo, pero hoy va a ser distinto, el sol está brillando y lo vemos todo claro.

Bueno todo claro, menos Víctor, que puso el GPS en modo líneas negras por todos sitios, y que sabiamente supo interpretar con solo hacer unas cuantas correcciones sobre el terreno, pero no importa porque seguro que se nos ha olvidado por dónde coño se coge una y la otra senda.

Según el Word esta es la segunda página así, que seré breve.

La primera senda muy guapa, parecida a senda bonita, noble muy noble, que termina en el camino que sube de las canteras a Peña Saida, dejándonos en los corrales de Valdetorre,

y la segunda senda más técnica, noble también, porque mentir no miente, las piedras son de verdad y el suelo debe estar duro, en la que las rampas de bajada te hacen perder el miedo, y aprendes a bajarlas con los dientes apretados, tanto o más que los dedos en los frenos.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ y ahora !!!!!!!!!!!! ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ tachán !!!!!!!!!!!!

Esta segunda senda tiene un bifurcación hacia la izquierda y a la derecha, pero si dejamos las bicis en este punto y vamos a pata por la senda que sigue recto, llegamos a la vista de todas las vistas, nos encontramos sobre una de las enormes peñas que forman el conjunto de las peñas de Islallana, en donde está situada una La Cruz de peña Bajenza, a unos 940 metros de altura, una pared detrás de ella de unos 350 metros totalmente verticales, no apto para gente con vértigo, impone la vista del valle del Iregua con el río allá abajo, un gozada.

Después de disfrutar del lugar, volvemos a por las bicis y seguimos el descenso hacia la ermita de San Marcos, algo complicadita sobre todo al llegar a la ermita, pero no importa ir andando porque ya hemos hecho el grueso de la ruta de hoy.

Ahora Javi Bartolomé y yo nos vamos directísimos, pero sin correr mucho por el camino de Alberite a Logroño, los más “Soplaos”, se van a Sorzano por el Mortirolo y a casa por donde quien sabe donde.

Muy muy muy, bonitas, las vistas desde El Viso, la Cruz de Peña Bajenza, y en general de toda la ruta, la hicimos tranquilamente así que no hubo momentos de baja forma ni física ni psíquica, eso si un poquillo de siesta ya me eché.

Saludos y bebeteros somos y en el camino nos encontraremos.

Muchas mas FOTOS AQUÍ

2 comentarios:

Andanzas dijo...

Una buena crónica para una de las rutas mas bonitas que he realizado por los alrrededores de Logroño, ademas el día acompañó y la compañia también.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo,una pasada de ruta y las mejores vistas que he visto hasta ahora desde la cruz de la peña de Islallana, làstima que las fotos no hagan honor al vértigo que produce al asomarnos...y como predije no llovió.

El Pe