alltricks

29 septiembre, 2010

Caminos y Sendas de Sierra Cantabria (7 Ciclistas)

26 de Septiembre de 2010

Distancia: 54km

Acumulado 2010: 3084km

Desnivel acumulado: 1261mt

IBPindex:113

Perfil

Imagen Google Earth

Track y Google

Crónica por Santi “el nuestro”

Vitín, Fernando Alcalá, Fernando “el mudo”, Javi “C.A.”, Santi, Tate y Ramón.

Después de estos días de fiesta y desenfreno volvemos a la rutina diaria, una de las mejores formas de empezar es con una salida en bici por la parte del león dormido. Parece que la gente estaba un poco cansada y solo nos juntamos siete subalternos para lidiar las trampas que nos estaban esperando.

Comenzamos el paseíllo por el monte del corvo, el cielo amenaza lluvia pero solo fue simbólica su presencia. Entre risas y chascarrillos llegamos a Viñaspre donde cogemos agua, nos vamos por la senda de Fernado hasta Kripan. En este punto les comento que podríamos hacer el camino de subida distinto al habitual, es una subida muy bonita entre hayedos y encinas, la plaza está un poco húmeda y la rueda comienza a coger barro pero da gusto después del verano tan seco ver el monote otra vez verde. Seguimos subiendo por unos senderos espectaculares hasta acabar en un merendero, sale nuestra vena aventurera y giramos a la izquierda para investigar una senda que al principio es muy bonita pero muy pronto nos hará bajarnos de la bici y subirla caminando. Terminada la caminata empalmamos con el camino habitual, seguimos subiendo hasta un cartel que marca Bernedo, ahí giramos a la derecha y comenzamos una subida muy bonita, hay dos pasos un poco comprometidos que nos hacen bajarnos de la bici pero merece la pena hacer el esfuerza de llegar a la cumbre. El paso de la cara sur a la cara norte parece cortado a martillo y cincel, se para el tiempo y nos creemos que somos los comerciante que hacían el camino para llegar a tierras castellanas con sus productos y venderlos en los mercados del interiores.

En este punto comemos un poco y nos tiramos por una senda espectacular, el camino es estrecho y con unos barrancos que ponen a prueba nuestros nervios, la bajada se puede considerar técnica, la rueda no tracciona bien por la humedad del suelo y nos da algún susto pero personalmente me pareció espectacular y disfrute muchísimo.

Esta senda desemboca en el camino que baja de San tirso. El camino esta precioso, hay un silencio que me hizo sentir eso que se vive en la plaza de la Maestranza cuando un torero esta toreando y hay un silencio que parece que se muere la plaza pero resucita con un ooole, los árboles están exuberantes con el rocío y la frescura de la mañana. Fue un momento de los que te sientes orgulloso de haber elegido este deporte.

El espectáculo debe continuar. Cruzamos la carretera y en este punto nos abandona Fernando Alcalá que tiene asuntos propios que no puede evitar. El resto nos adentramos otra vez en el bosque para subir hasta las antenas de la Población. Bajamos a la plaza del pueblo y después de una pequeña discusión decidimos bajar por la senda del Cañero. Del pueblo salimos por el camino de la izquierda, como el día va de sendas hacemos una que va paralela a la carretera, hay algún paso complicado pero lo solventamos sin mayores problemas.

La bajada se hace muy rápida; en Labraza, Ramón nos enseña un camino que nos baja directo al camino de Moreda y así evitarnos la subida de la salida del pueblo. El resto de camino lo hacemos tranquilos y disfrutando del día tan bueno que hemos tenido y del pedazo de ruta que nos ha salido.

1 comentario:

Anónimo dijo...

que bonita crónica.

Fmd. Tú fiel amigo winnie