alltricks

26 agosto, 2010

El Trankas y el Barrankas se van al monte (previa de Canales)


22 de Agosto de 2010

Distancia: 43Km

Desnivel acumulado: 1670Mt

IBPindex: 161

Perfil

Imagen Google Earth

Track y Google Earth

Crónica de TRANKAS

Previa Canales de la Sierra.

La semana pasada recibo la llamada de mi amigo Ricardo, (Barrankas), invitándome a realizar una ruta por la zona en la que está de vacaciones, Canales de la Sierra, sin dudarlo acepté sin condiciones, (aunque sabía que luego me agasajaría con unas buenas cervezas y exquisita comida, en compañía de su familia).

Acepté de buen grado, ya que aunque la ruta, desconocida para mí, sabía que iba a ser exigente, me había estado entrenando (a escondidas), después del periodo de inactividad vacacional.

A las 8:30, en Canales nos dimos el pistoletazo de salida, este fin de semana son fiestas, y a esas hora todavía quedan, aficionados a la bici, o eso creo, ya que nos animaban muy efusivamente, algo como “Contador, vamos ánimo, tu puedes”, tampoco se les entendían muy bien.

Salimos hacia la zona Oeste del pueblo, llegando a la zona de las Centeñeras, aquí temíamos por la presencia de unos Mastines, pero era un poco pronto para ellos así que no hicieron acto de presencia, cuando las piernas todavía no habían entrado en funcionamiento, nos internamos en el Monte La Dehesa, por una senda entre pinos, que se quería desdibujar del mapa, primer desnivel que nos deja a 1.300mts, (Canales está a 1.000), para llegar a una zona más o menos llana, son unos dos Kilómetros que vienen muy bien para prepararnos para la ascensión hasta los 1.700mts, todo es pista forestal en muy buen estado, aquí nos esperan pacientemente dos Mastines, uno de ellos no tenía ganas de salir a saludarnos y se quedó sentado viéndonos pasar, mientras que el otro a lo lejos nos saludaba con sus ladridos profundos, parecía estar un poco cansino.

Collado de Santa Coloma, Collado de Brínzola, y en un alto del camino en vez de ir hacia el refugio nos vamos hacia el alto de Brínzola (1.620mts), en una pista forestal en buenas condiciones, que tiene suaves descensos y ascensos para quedarnos, más adelante a la misma altura que anteriormente.

Ahora atacamos el techo de la ruta, el alto de Garañón, no sin antes avituallarnos un poco y posar para la posterioridad, en una antigua zona de acampada libre, aquí la pista se estropea bastante y tenemos que echar pie a tierra, pero va a merecer la pena.

Una vez en el alto de Cerro Garañón, las vistas son completas de la zona de Neila, buscamos la entrada a una sendita, que hace un par de años dejó marcada con unas piedras un amigo de Canales a instancias de Ricardo, una vez concluida la senda, bajamos hasta la carretera que va de Neila a Huerta de Arriba, y qué bajada, un desnivel más o menos de 25%, por un cortafuegos, eso si, muy noble, ya que el piso es de piedrilla fina, arena y sin dificultad , aquí teníamos la opción de camino que baja más o menos paralelo, pero nos gusta experimentar .

Apenas un kilómetro de carretera para internarnos en una pista forestal en los que tenemos que hacer otros cinco kilómetros, el ascenso hasta los 1.690mts es bastante llevadero, sin ser tan agresivos como los anteriores, ya que la pista va haciendo las unas amplias paelleras en zig-zag para ir salvando el desnivel, una vez arriba, (uf, parecía no llegar nunca), un descenso de casi 4 kilómetros que empieza con la pista en perfectas condiciones, pero algún desbordamiento de agua en su zona media ha dejado descarnado el camino, teniendo que sortear los típicos canales que ha dejado el agua, procurando no dejarnos llevar por ninguno de ellos y coger la parte firme de la pista.

Antes de llegar a la carretera de Tolbaños, paramos en el cruce que lleva a la laguna de Haedillo, en principio es un camino para luego convertirse en una senda intransitable para la MTB, llegamos a Tolbaños de Arriba, pueblo en donde se organiza la Demanda Folk, cita cultural y musical que reúne a cientos de personas, entre julio y agosto.

En Tolbaños, cogemos agua y saludamos a un habitante muy particular del lugar, y que no hacía más que quejarse de nuestra presencia, aunque, eso sí, parecía pacífico.

Aquí, el Tolbaños, cogemos el GR-82, la sendita en su inicio que obliga a poner platillo y casi todas nuestras fuerzas en superarlo, a parte de hacer malabares, con una mano en el manillar y la otra apartándonos alguna que otra rama de zarza, algo no le debió ir bien a Ricardo que alzo la vista y me lo veo así.

En esto que veo a lo lejos, un camino encementado, que sólo con su presencia, casi me hace bajarme de la bici, Ricardo, mientras tanto se mofa de mi inocencia, hasta que llegamos al cruce que nos desvía de tal desmesura, es hora de coger el GR-290, el GR parece no muy transitado por esta zona y casi nos tenemos que guiar por la intuición, hasta Huerta de Arriba, no sin antes ponernos a hinchar como locos mi rueda delantera que casi llega a destalonarse en una bajadita con alguna que otra piedra, en el pueblo encontramos un panel informativo sobre el GR290, al que le hicimos una foto para futuras referencias.

Pasado ya Huerta de Arriba, nos internamos en un hayedo bastante cerrado, gracias a Dios, ya que el sol hace de las suyas, llegamos a un roble bastante singular es el roble de la Laguna, o de los tres mojones, en los que enlazan las demarcaciones de Monterrubio, Huerta de Arriba y Canales de la Sierra.

Más adelante coincidiremos unos metros con la ida de nuestro recorrido, sin llegar al Collado de Sta. Coloma, nos desviamos hacia Canales, ya en prácticamente una continua cuesta-abajo, llegamos a la zona de antenas de televisión, no sin algún susto de las roderas tan marcadas que hay en la misma, paradita en la ermita de San Cristobal, y llegada sobre el horario previsto, Ricardo lo tenía todo muy bien calculado.

Ducha, tentempié, para dar paso a un paseo por los bares de Canales y así hidratarnos lo suficiente para la posterior comida, muchas gracias por la compañía y hospitalidad que pude comprobar una vez más.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

vaya ruton espero hacerlo pronto.
Tiene muy buena pinta.

Anónimo dijo...

Pues nada, a esperar el momento de hacerla. Los dos solos por esos montes, no sé, no sé...

El Pe