alltricks

29 septiembre, 2008

Moncalvillo-Camino "Carraspanabike"-Daroca (12 Ciclistas)

Crónica por Miguel Angel

28 de Septiembre de 2008

Distancia: 58Kmt.

Acumulado 2008: 2299Kmt.

Desnivel acumulado: 1285Mts.

Perfil

IBPindex: 103.33

Track

Imagen Compegps 1---2

Imagen Google Earth

Miguel Angel, Pepon, David, Alberto “solera”, Javi, Santi, Jesus, Fran, Victor, Jose Luis, Diego y “Marçelo”.

Como es costumbre, salimos de la gasolinera de Las Gaunas, a eso de las ocho de la mañana, sabiendo que son fiestas en Logroño, y quien más quien menos se acostó tarde la noche anterior, pero no íbamos a abandonar a nuestras monturas por un poco de sueño.

Vamos hacia Sorzano, se estira el gruuuuuuupo, y es que hay mucha diferencia, entre los que van en cabeza, y los que nos quedamos atrás, bueno, en el pueblo hacemos reagrupamiento, así los que llegan antes descansan más, el pobre Fran a parte de ir ahogado no le damos tiempo ni para que se recupere lo más mínimo.

Salimos del pueblo, cogemos el camino que nos adentra en el Moncavillo, un camino que hace poco que lo han arreglado, que está perfecto estado, pero sigue siendo cuesta arriba, a todo eso, yo no le doy que permanezca en condiciones óptimas hasta las primeras lluvias, ya que ya aparecen los primeros canales hechos con el agua, y eso que no ha llovido.

Segundo reagrupamiento, en lo que llamamos el abrevadero, que no es más que la captación de agua de los pueblos cercanos, aquí nos abandona el campeón de Ibero América (Marselo), tiene que llegar prontito a casa.

Seguimos la ascensión, ya hace tiempo que nos ha dejado el frío mañanero, y se está reemplazando por un calor agradable, después de un rato subiendo y ya con un llaneo engañoso, subimos la cuesta del puesto de vigilancia de incendios, ya vemos a lo lejos, (no deja de ser desmoralizante la vista), la pista que se dirige hacia las antenas, nuestra próxima parada.

Después del puesto de vigilancia quedan dos repechones que se amortiguan, por la existencia de varias semi-cuestas abajo.

Ya en las antenas recibimos la llamada telefónica de Fran, que no se ve con fuerzas y quiere darse la vuelta, nuestro poder de convicción hizo que cambiara de opinión, y creo que no se arrepintió, ya que quedaba lo más bonito de la ruta.

Aquí empieza el recorrido descubierto, entre semana, por el grupo de alto rendimiento de O.R. (Víctor, Javi Solera, Tate)

Subimos un poquito más y antes de llegar a la última antena nos metemos por un camino a la derecha, toca ya descender, camino con piedras sueltas, pero con un poquito de cuidado sin problemas, llegamos a un punto en el que casi salimos a la carretera que sube a las antenas, pero nos internamos siguiendo el camino que sigue descendiendo, la bajada es entretenida pero no peligrosa, vamos sorteando palos y piedras, después de descender y girar a la derecha, el camino nos deja en la carretera, al lado de una fuente, (de la cual yo no sabía su existencia), hacemos acopio de agua, aquí pasamos una puerta con paso para los andantes, que nos devuelve a lo que más nos gusta, caminos chulos para disfrutar de la mountain bike, aquí vemos una entrada de un camino que nos llama la atención, es una curva por la que pasa un arroyo, escondido entre el bosque, pena que sherpas de la expedición pudieron comprobar días antes que no tenía salida.

Seguimos nuestra ruta, ahora el camino se convierte en algo más angosto, aquí es cuando Luis Alfredo1, se mete por el lado intransitable del camino, y después tropezar con una piedra, e ir solo con la rueda delantera varios metros intentando guardar el equilibrio, cae, digamos que de cabeza, ya que el casco se rompió por varios sitios, afortunadamente, sin consecuencias físicas, las psíquicas creo que también estén en su sitio.

Seguimos por este camino, descubierto por nuestro grupo de alto rendimiento, eso si plagado de piedras, que nos hacen zigzaguear, llegando hasta una pradera, en la que descendiendo, según parece, íbamos por lo que no era camino, que se encontraba justo al lado nuestro, pero el bajar nos hace un poco ciegos.

Llegamos a una portilla, y aquí descubrimos el resultado de serpentear entre las piedras, la sirga del cambio trasero de Alberto2, se ha partido y se queda ya hasta el final de la ruta con el piñón pequeño, cosa que no le importa, porque es el único que usa.

Llegamos a Daroca, ya es tierra conocida, y con un leve descanso nos dirigimos como flechas a casa, antes de llegar a La Grajera, unos deciden ir por la cuesta roja, y otros (yo entre ellos), vamos por el camino más corto.

Un poquito de espuma le hizo falta a la tubeless de Víctor, para que continuáramos por el camino de Santiago a Logroño.

Una muy buena ruta, sobre todo el tramo nuevo, que ya estoy deseando repetir, una gozada para disfrutar de la mountain-bike, ya que vas con una cierta velocidad, sorteando las imperfecciones del terreno, (palos, piedras, alguna zarza) sin ser muy complicado.

1 El nombre es ficticio, oculto el verdadero, para que no tenga problemas de varias índoles, en casa, en el trabajo, etc.

2 A Alberto le he puesto el número porque ya he aprendido a poner el número en pequeñito, y mola un mogollón.



No hay comentarios: