alltricks

29 octubre, 2006

Salida 29-10-2006 ( 10 Ciclistas)



Crónica por Miguel Angel.
A Viguera por la ermita de San Marcos.-
Distancia: 45 Kmt.
Acumulado 2006: 2253Kmt.
Dificultad física: Media
Dificultad técnica: Nula, salvo en la variante de la ermita de San Marcos, Media – Alta,
y en la subida de Islallana, (Montirolo), Media.
Terreno: Caminos en muy buen estado, aunque algunas piedras en las peores subidas molestaban bastante.
Tiempo: ¡Estamos en pleno verano!
Gerardo, SantiG, Jose, Victortreck, Miguel Angel, Mariano, Javi, Oscar, Fernando y Santiago.
Enlace Track.
8 de la mañana, hora de salida, todos puntuales, nadie se ha despistado con el cambio de hora.

Salimos cogiendo el ya conocido camino viejo de Alberite, ¡Cuidado Javi!, que los bordillos son para subirlos, no para tragárselos, un pequeño sustito.

El camino nos lleva hasta la fuente de Albelda, dónde hacemos la primera parada para reagruparnos, ya que, como es costumbre, los velocistas nos llevan una buena ventaja, Santiago, Fernando y Oscar.

Cogemos agua, con la intención de ir a Viguera por la cuesta de cemento, y Victor Trek nos comenta, que podríamos ir por la trialera de la ermita de San Marcos, que siempre la hemos hecho a la contra; sabiendo que fácil no era nos decidimos hacerla.

En la intersección que nos lleva a la ermita nos separamos en dos grupos, Gerardo, Santi G y José, deciden ir a Viguera por la cuesta de cemento, (creo que todavía queda alguien del grupo que no está loco), mientras tanto los demás nos disponemos a descubrir nuevas emociones; de aperitivo hasta la ermita, una cuesta del 18% aproximadamente.

Después de la ermita, el camino se convierte en trialera, prácticamente hasta Viguera, la primera parte y algún trozo más la hacemos con las bicis al hombro.

Fernando que no conocía esta variante del camino estaba que echaba humo, primero por ir desmontado por las cuestas imposibles, y más tarde por bajar unas trialeras bastante empinadas.

Las trialeras no eran difíciles, ya que después de cumbrear, tocan de bajada, y lo único que se interponía entre la bici y la trialera era lo valiente o inconsciente que es uno la hora de bajar, aquí Oscar estaba que se salía, aunque Santiago no se quedaba atrás.

Desde el monte, con las vistas ya del pueblo de Viguera, divisamos a Gerardo, Santi G y José, que nos estaban esperando, haciendo un juicio de nuestra manera de afrontar las dificultades del camino.

Llegamos al pueblo agrupados, con la salvedad de Fernando, que iba jurando y perjurando, foto de grupo, hay que decir que en su honor de Fernando decidimos hacer el camino de vuelta por Sorzano, subiendo lo que él llama el Montirolo, aquí, es dónde se vengó de todos nosotros llegando en el grupo de cabeza.

Otra vez reagrupamiento, en Sorzano, foto de rigor, esta vez, por deferencia de Javi, cambiamos el encuadre de la misma, ya que la fuente de Sorzano está muy fotografiada y la hacemos por detrás de ella.

Bajada rápida y con el aire a favor hacia la cuesta de las vacas, aquí a Mariano se le cae el bidón de agua y al parar casi es arrollado por Santiago G, menos mal que no pasó nada.

Llegando a Lardero, 5Kmts antes de la llegada, a Fernando, Oscar y Santiago, se les hace poco el recorrido y se van hacia la Barranca, (ya nos contarán, dónde acabaron).

Llegada a Logroño, almuerzo para los que tenemos que reponer fuerzas, dónde habíamos quedado con Víctor, y que ya le queda poco para que reinicie las andanzas en btt.

Historias:
Rarisimo que todo el mundo se presentase a la hora prevista, hoy si que se podia haber puesto como disculpa, el cambio de hora ;-) .
Lo bonita de una ruta, que hemos hecho en varias ocasiones, pero que al añadir la variante de la ermita de San Marcos la hace diferente.
Oscar nos deleita con un paseo en caballito, alrededor del murete de la fuente de
Albelda; este “tio” es todo un espectáculo.
El tiempo, típicamente de verano, a este paso, vamos a poder estrenar la ropa de OR de corto.
La ausencia de incidencias importantes, ni pinchazos ni salidas de curvas,solo la cadena que se le salió a Javi; que encima lo dejamos solos y por poco no nos pilla.

No hay comentarios: